Velas y aromas para el Hogar
Blog Velas aromáticas y Ambientadores | Kanduki
  Más articulos interesantes por Aquí

Recepción de hoteles: la clase empieza por el olfato



Los hoteles de alta categoría lo son por su especial cuidado en todos los detalles.

Desde el momento en que un cliente franquea la entrada de un hotel de lujo, espera que absolutamente todo esté acorde al precio que ha pagado por su estancia en aquel establecimiento. Y cualquier fallo, por pequeño que sea, puede ser recriminado por parte del cliente, el cual, no lo olvidemos, siempre tiene la razón.

Por eso, y porque la primera impresión cuenta, y mucho, es por lo que este tipo de hoteles deben tener cuidado hasta en aquello que no se ve. El olor. ...


Llegar a la recepción de un hotel de categoría no es lo mismo que hacerlo a una pensión. Las expectativas y exigencias del cliente son muy distintas, y un ambiente agradable, con un olor suave de fragancias delicadas, es lo mínimo que se puede pedir a un establecimiento hotelero de este nivel.

Por eso es tan importante que desde el momento en que se toma un primer contacto con el hotel, el cliente sienta que todo está acorde a la categoría de éste. Un ambientador barato puede que ni siquiera fuese apreciado en un lugar de menor categoría, pero un hotel de lujo tiene unos clientes muy determinados que sin lugar a dudas sí que se darán cuenta de que un aroma tan agresivo no encaja ni con el lugar ni con el precio que están pagando por hospedarse en él.

Por eso en Kanduki servimos a hoteles un producto muy apreciado por ellos, y que cumple las expectativas del cliente más exigente. Los Mikados de la marca Castelbel, proveedor portugués que produce mikados y ambientadores de primerísima calidad, están ya en la recepción de un buen número de hoteles de nuestro país, que entienden que no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.

Si un hotel cuida el aspecto de su recepción y el del personal que la atiende, debe hacer lo propio con aquellos otros intangibles que pueden sumar o restar dependiendo del detalle que se haya puesto en ellos.

En la recepción de un hotel, la clase comienza por lo que no se ve, y los mikados Castelbel son la mejor forma de acariciar el sentido del olfato de los clientes.



Escrito el  15 Jul 2016 20:00  -  Enlace permanente

Comentarios

totalmente de acuerdo con vosotros!
Para mí, no hay sensación mas desagradable que entrar a un hotel que huela mal, por muy buen aspecto que tenga, si huele mal, ya no disfruto igual.
Es la peor sensación.
Redactado por: Miguel - 29 Jul 2016 11:55

Escribe lo que piensas ...

Los comentarios son moderados, serán publicados luego de ser aprobados por el autor.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web